Operaciones contra el yihadismo en España en 2022

Observatorio de violencia y terrorismo de extrema derecha: diciembre 2021
24/01/2022
La muerte del líder de Daesh, ¿una victoria definitiva?
08/02/2022

3 DE AGOSTO. La Policía Nacional lleva a cabo una operación antiterrorista que se salda con la detención de un Combatiente Terrorista Extranjero (CTE) en Mataró (Barcelona). La investigación realizada por la Comisaría General de Información permitió asimismo previamente la detención de otro CTE en Austria. Ambos habían accedido a Europa de forma clandestina a través de la ruta de los Balcanes. Es la primera vez que se detiene a dos CTE vinculados directamente en España, ya que uno de ellos había vivido en el país hasta 2014 cuando decidió viajar a zona de conflicto, mientras que el segundo tenía familiares que residían en España. Ambos fueron a Siria para sumarse a las filas de Al Qaeda, donde recibieron entrenamiento.

20 DE JULIO. Agentes de la Guardia Civil detienen en Roquetas de Mar (Almería) a un varón de 35 años y nacionalidad albanesa que era buscado por Europol. El detenido había lanzado varios llamamientos en redes sociales para cometer atentados, enalteciendo asimismo la figura del terrorista suicida. En el momento de su detención, llevaba un arma de fabricación artesanal que consistía en un bolígrafo reconvertido en pistola. El juez decretó su ingreso en prisión provisional.

19 DE JUNIO. La Guardia Civil, en colaboración con la agencia EUROPOL y el CNI, detiene en Elche (Alicante) a un hombre de 41 años a quien se le atribuyen presuntos delitos de difusión de propaganda yihadista y colaboración con organización terrorista, tras quedar acreditada su activa participación en distintos canales y plataformas yihadistas en las que compartía contenido de Daesh. Asimismo, la investigación ha constatado que el detenido trató a Siria para sumarse a la yihad armada y tenía relación directa con autores de diversas acciones terroristas. Tras tomarle declaración el juez, este decidió su ingreso en prisión.

16 DE JUNIO. Operación antiterrorista realizada por la Guardia Civil. Dado que la noticia no se ha hecho pública y no ha trascendido en medios de comunicación, por el momento no se facilitarán más detalles).

15 DE JUNIO. La Policía Nacional detiene a un menor en el municipio de Algete (Madrid) a quien se le atribuyen presuntos delitos de autoadoctrinamiento y autocapacitación terrorista. Durante el registro policial del domicilio se halló abundante material propagandístico y manuales alineados con los postulados de la organización terrorista Daesh. (No se facilitarán más detalles dado que la operación no ha sido publicada abiertamente en medios de comunicación).

9 DE JUNIO. Un hombre de 32 años de edad al que se le atribuye un presunto delito de autorradicalización es detenido por los Mossos d’Esquadra en Tarragona en una operación cuya investigación comenzó en agosto del pasado año. Durante la monitorización del detenido se comprobó su cambio de actitud hacia posiciones extremistas y violentas, llegando al punto de proclamar su deseo de cometer una acción violenta en Cataluña previamente a marchar a Siria para unirse a grupos yihadistas.

7 DE JUNIO. La Policía Nacional detiene en Hospitalet del Llobregat (Barcelona) a un hombre durante el desarrollo de una operación internacional que se ha realizado esencialmente en Italia y que se ha saldado con la detención de 14 personas, todos ellos integrantes de una célula terrorista autodenominada Gruppo Gabar y seguidores del movimiento extremista Tehreek-e-Labbaik Pakistan. Otros cinco individuos influenciados por esta ideología fueron arrestados el pasado mes de febrero en varias ciudades españolas, aunque no hay constancia de que tuviesen relación directa con el último detenido. Tanto estos cinco individuos, como los detenidos en Italia, así como el arrestado en Hospitalet mantenían vínculos con el autor del ataque de septiembre de 2020 que trató de atentar de nuevo contra la sede de Charlie Hebdo, algo que pone de manifiesto la fuerte interrelación que sigue existiendo en el seno del yihadismo europeo.

6 DE JUNIO. Agentes de Policía Nacional y Mossos d’Esquadra llevan a cabo una operación conjunta que se salda con la detención de una persona en Vespella de Gaia (Tarragona). El detenido difundía a través de redes sociales su compromiso con Daesh, haciendo alusión a un juramento de fidelidad que habría prestado y haciendo llamamientos a terceros para cometer acciones terroristas sobre Occidente. A partir de la investigación realizada se constató su elevado grado de radicalización y su capacidad de ejercer como agente adoctrinador, siendo imputado por el delito de adoctrinamiento y difusión de propaganda. El detenido ya contaba con numerosos antecedentes penales y había pasado por prisión.

23 DE MAYO. La Guardia Civil detiene en la localidad de Vilanova i la Geltrú (Barcelona) a una persona a la que se atribuye un presunto delito de difusión de contenido yihadista a través de Internet. La investigación apunta a que el detenido actuaba por cuenta propia y que, al menos de momento, no tenía intención de dar el paso hacia la comisión de un atentado.

7 DE ABRIL. La Policía Nacional realiza una operación en San Antonio de Benafeger (Valencia) que finaliza con la detención de una mujer de nacionalidad española y 72 años de edad a la que se atribuyen presuntos delitos de enaltecimiento del terrorismo y adoctrinamiento. Según apunta la investigación, la persona arrestada habría sido la propulsora del proceso de radicalización de la joven detenida en Cullera en noviembre del año 2020 en la operación Shelter.

6 DE ABRIL. La Policía Nacional lleva a cabo una operación en Las Rozas (Madrid) que se salda con la detención de un hombre de 38 años y nacionalidad española a quien se le atribuyen presuntos delitos de autoadoctrinamiento y autocapacitación terrorista. Por estos mismos delitos ya fue detenida la misma persona en diciembre de 2020 y abandonó recientemente la prisión tras cumplirse el período máximo de espera para la celebración de este juicio. La operación del pasado día 6 se desarrolló tras encontrarse una mochila perteneciente al detenido en un centro comercial, y en cuyo interior había abundante material proDaesh, así como anotaciones para fabricación de explosivos y armas blancas. En el pasado, el detenido había manifestado su deseo de viajar a Siria para sumarse a las filas de Daesh. Tras tomarle declaración, el juez decidió enviarlo a prisión.

28 DE MARZO. La Policía Nacional detiene en Urretxu (Guipuzkoa) a un varón. Posteriormente a su detención, se ha realizado un exhaustivo registro de su vivienda. La operación continúa en activo y bajo secreto, por lo que no se facilitarán más detalles por el momento.

22 DE MARZO. La Guardia Civil detiene en Tarragona a una persona durante el desarrollo de una operación antiterrorista. Dado que la noticia no se ha hecho pública y no ha trascendido en medios de comunicación, por el momento no se facilitarán más detalles).

24 DE FEBRERO. La Policía Nacional, en colaboración con CNI y Europol, lleva a cabo una operación antiterrorista desarrollada en cuatro provincias españolas (Barcelona, Girona, Jaén y Granada) que se salda con la detención de cinco personas de nacionalidad pakistaní. A los detenidos se les atribuyen varios delitos como incitación a ataques terroristas, colaboración con organización terrorista o enaltecimiento del terrorismo. A todos ellos se les vincula ideológicamente con un movimiento extremista pakistaní conocido como Tehreek-e-Labbaik, que justifica el asesinato de aquellos que blasfeman contra el islam. A este mismo movimiento pertenecía el autor del atentado en París cerca de las antiguas oficinas de Charlie Hebdo. Los cinco detenidos compartían a través de redes sociales mensajes radicales y habían organizado una estructura propagandística para dar difusión a su ideal extremista. El juez decretó prisión preventiva para todos ellos a la espera de la celebración del juicio.

9 DE FEBRERO. La Policía nacional lleva a cabo una operación frente al yihadismo en el Barrio de La Cañada en Melilla que se salda con la detención de dos personas a quienes se les atribuye sendos presuntos delitos de enaltecimiento y adoctrinamiento terrorista a través de redes sociales. Desde este espacio en el que compartían propaganda yihadista de Daesh también exaltaban la labor de los presos que habían sido condenados previamente por pertenencia a esta misma organización terrorista. Durante el registro en dos viviendas y varios vehículos se incautó una cantidad de 30.000€ y armas blancas.

1 DE FEBRERO. La Policía Nacional desarrolla una operación en Barcelona, Girona y Valencia que se salda con la detención de tres personas, entre ellas una mujer. A los tres detenidos se les atribuye un presunto delito de financiación del terrorismo a través de un complejo entramado empresarial con conexiones internacionales que acabaría enviando dinero a combatientes terroristas asociados a Daesh en Libia. Según se apunta, los detenidos habrían pagado en 2019 el tratamiento de yihadistas heridos en clínicas privadas de Barcelona, reincorporándose a sus actividades terroristas en Libia una vez que se recuperaban. Durante la operación, se realizaron varios registros en vehículos de alta gama y distintas viviendas, encontrándose una importante cantidad de dinero en efectivo. El líder de este entramado financiero fue enviado a prisión provisional por orden del juez.

23 DE ENERO. La Policía Nacional detiene en Madrid a una persona por su implicación en labores de adoctrinamiento yihadista y difusión de propaganda de Daesh a través de redes sociales. Dicha detención se produce como continuación de la Operación Sham desarrollada en agosto de 2021. (Dado que la noticia no se ha hecho pública y no ha trascendido en medios de comunicación, por el momento no se facilitarán más detalles).

18 DE ENERO. La Policía Nacional realiza una doble operación desarrollada en Algeciras (Cádiz) y Murcia que se salda con la detención de cuatro personas que formaban parte de un grupo que se hacía llamar “Soldados del califato”. En Algeciras fue detenido su líder, a quien se le atribuyen delitos de captación y adoctrinamiento. Durante los varios registros que se realizaron asociados a esta operación, tras año y medio de investigación, se encontró una gran cantidad de material propagandístico vinculado a Daesh que era utilizado por este líder del grupo para adoctrinar a otros individuos, como es el caso de las otras tres personas detenidas en Murcia.  El líder de la célula pasó a disposición judicial y se decretó su ingreso en prisión.

4 DE ENERO. Agentes de la Policía Nacional detienen en Ceuta a un individuo sobre el que Francia e Interpol habían emitido una orden de detención por su presunta vinculación en delitos relacionados con terrorismo yihadista. El detenido contaba con numerosos antecedentes por delitos comunes y mostraba un perfil radicalizado y muy violento, de acuerdo a las autoridades francesas. Tras pasar a disposición judicial, se ordenó su ingreso en prisión.