Observatorio de la actividad yihadista en el Magreb y el Sahel Occidental de junio de 2019

Se han registrado un total de 55 ataques terroristas en el Magreb y Sahel Occidental a lo largo del mes de junio, que se han cobrado un total de 639 vidas entre civiles, militares y miembros de grupos terroristas. De estas 639, destaca el incremento de las muertes de miembros de grupos terroristas (333) en comparación con la cifra del mes de mayo (77), debido a la mayor actividad militar en la zona.[1] De aquí en adelante, el término “víctimas” solo incluirá a personal civil y militar, contabilizándose las bajas de miembros de milicias armadas por separado.

Siguiendo la tendencia de los últimos meses, los ataques se han concentrado en la zona del Lago Chad y las áreas fronterizas entre Malí y Burkina Faso aunque, como se detallará más adelante, en este último caso la situación ha experimentado cambios respecto al mes anterior.

Lago Chad

Nuevamente, en Nigeria se han producido el mayor número de ataques y de víctimas mortales —14 y 150, respectivamente—. Si bien el número de incidentes ha sido ligeramente menor durante estas semanas, las bajas producidas se han visto incrementadas. Destaca el atentado perpetrado el domingo 16 de junio en la localidad de Mandadari, en Konduga, donde tres terroristas suicidas atacaron un cine y establecimientos comerciales, asesinando a al menos 30 personas e hiriendo a 42.[2] Boko Haram reivindicó su autoría días después. Los ataques en esa zona son frecuentes; los bosques situados en los alrededores sirven de refugio para los miembros de grupos terroristas, propiciándoles huidas rápidas. Por su parte, la otra facción del grupo terrorista, Estado Islámico en África Occidental (ISWA, por sus siglas en inglés), ha llevado al menos siete ataques a bases militares de la región. Si bien las fuerzas armadas consiguieron sofocar la mayoría de ellos sin que se produjeran bajas, los terroristas aseguran haber matado a un total de 35 militares en los atentados perpetrados contra instalaciones militares de las localidades de Kareto[3] y Gajiram[4]. En zonas más alejadas de la región del Lago Chad destacan dos ataques en las localidades de Sokoto[5] y Shiroro[6], cerca de la frontera con Níger, donde los milicianos mataron a 25 y 40 personas.

Las operaciones antiterroristas también se han visto reforzadas durante estas semanas, destacando las llevadas a cabo en el estado de Borno por la Fuerza de Tarea Multinacional Conjunta (MNJTF en inglés), en la que participan Nigeria, Chad, Camerún y Níger. Al menos 82 terroristas habrían sido abatidos en el transcurso del mes.

La actividad de Boko Haram en Camerún ha sido mayor que el pasado mes de mayo, registrándose seis ataques terroristas, que han provocado un total de 39 víctimas. La mayoría de los atentados se han llevado a cabo contra población civil, en las que los atacantes saquean viviendas y comercios. El incidente más mortífero tuvo lugar a principios de mes en el puesto fronterizo de la MNJTF en la localidad de Darak. El enfrentamiento entre ambas partes, que duró varias horas, provocó la muerte de 17 militares y de 84 terroristas.[7]

El nivel de terrorismo en Chad continúa bajo. Durante las últimas semanas se han registrado dos ataques, en los que han muerto 11 militares y 1 civil. Ambos se han producido en la zona sur del país, en la región del Lago Chad, y han sido reivindicados por Boko Haram, que también ha permanecido activo al otro lado de la frontera con Níger, especialmente en la región de Diffa, en la que han causado un total de 10 bajas. La fuerte presencia militar en la localidad ha evitado la consumación de otros atentados, como los que planeaban en el aeropuerto y una iglesia a principios de mes.[8] Por otro lado, en los alrededores de la localidad de Ouallam —al oeste del país—, se han producido ataques contra una comisaría de policía y un convoy del ejército estadounidense. Destaca la operación conjunta de las fuerzas armadas nigerinas, francesas y estadounidenses en la localidad de Tongo Tongo contra un grupo perteneciente al Estado Islámico en el Gran Sáhara, presuntamente relacionado con el ataque perpetrado el pasado 14 de mayo contra una base de las Naciones Unidas en Tillabéri, en el que murieron más de 30 miembros de las fuerzas armadas.[9]

Malí y Burkina-Faso: 

Las víctimas de terrorismo yihadista han disminuido considerablemente durante el mes de junio en Malí. En cuanto a número de ataques, el país ocupa, junto a Burkina Faso, el segundo lugar —12 en ambos casos—. Por el contrario, la violencia intercomunitaria se ha visto recrudecida durante las últimas semanas, con diversos ataques a aldeas de etnia Dogon. La información disponible apunta a que se trataría de grupos armados de Fulanis, aunque no han sido oficialmente reivindicados. Esta situación ha provocado la reacción del gobierno, que ha anunciado próximas operaciones para desarmar a milicias civiles y ha iniciado negociaciones con grupos yihadistas locales.[10] En este sentido, destaca el pronunciamiento de Amadou Koufa, uno de los líderes del JNIM, que ha instado a los milicianos a no atacar a civiles, mezquitas o iglesias, tal y como viene produciéndose recientemente.Imagen 1

Destaca el aumento de operaciones antiterroristas en el país. El ejército de Malí, apoyado por fuerzas francesas en ocasiones —Operación Barkhane—, ha llevado a cabo importantes operativos en la región central y en zonas cercanas a Burkina Faso, abatiendo a al menos un total de 66 terroristas.[11] Asimismo, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha mostrado asimismo su voluntad de incrementar las operaciones llevadas a cabo en el país; de hecho, la MINUSMA ha anunciado su expansión a la zona centro, en respuesta al aumento de los ataques registrados durante los últimos meses.[12]

Por otro lado, en Bamako, la capital, se han producido repetidas movilizaciones ciudadanas contra la apertura de un cuartel general de la Fuerza Conjunta G5 del Sahel, ante un posible incremento de los ataques terroristas en la ciudad como consecuencia de la mayor presencia militar.[13]

En Burkina Faso, la mayoría de los ataques se han producido en la mitad este del país. En meses anteriores, la actividad terrorista se veía más concentrada a lo largo de la frontera norte del país, debido a incursiones de grupos procedentes de Malí, pero el incremento de operaciones antiterroristas en el país podría haber reducido su incidencia durante el mes de junio. Continúa la actividad de Estado Islámico a lo largo de la frontera con Níger, mientras que Boko Haram ha reivindicado los producidos en Bam y Namentenga, en el centro del país. Las autoridades han prorrogado el estado de emergencia en catorce provincias del norte y este del país hasta, al menos, el próximo 14 de julio.[14]

En cuanto a los ataques contra el colectivo cristiano, durante el mes de junio no se han registrado ataques, tal y como sucedió en mayo; tampoco en los países situados al sur —Ghana, Costa de Marfil y Togo—, que incrementaron las medidas de seguridad en sus fronteras septentrionales ante una posible expansión de la actividad terrorista procedente de Malí y Burkina Faso, aunque continúa la alarma ante posibles atentados. Destaca la detención de un ciudadano burkinés en Ghana el pasado 2 de junio: entró en una iglesia católica de la localidad de Jirapa portando una pistola oculta en el cinturón y, si bien no mostró actitud sospechosa, el resto de fieles alertaron de la situación cuando se percataron del arma.[15]

Magreb:

En la región del Magreb, los niveles de terrorismo se mantienen más bajos que en las zonas antes detalladas. Durante el mes de junio, destaca el doble atentado suicida en el centro de la ciudad de Túnez, perpetrado el pasado día 27 contra la policía del país por miembros del autodenominado Estado Islamico.[16] Uno de los individuos se abalanzó sobre una patrulla policial, mientras que el otro hizo explosionó el artefacto en el aparcamiento de una comisaría. Como consecuencia de estos, un policía murió y otros siete agentes resultaron heridos, además de tres civiles.[17] Si bien el año pasado se registró un ataque contra la Guardia Nacional en la región de Aïn Soltan, desde 2015 no se producían atentados en zonas tan turísticas como es la capital del país.[18] En respuesta, las autoridades tunecinas han llevado a cabo numerosas detenciones de individuos presuntamente relacionados con terrorismo, incluyendo cinco hombres que habrían jurado lealtad al Estado Islámico.[19] Este ataque ha coincidido con el nombramiento de Túnez y Níger como miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, a partir del 01 de enero de 2020.[20]Imagen 2

En Marruecos, el ejército ha continuado realizando operaciones antiterroristas, deteniendo a un total de 12 presuntos miembros de grupos armados en las localidades de Errachidia, Tetuán y Marrakech.

En cuanto a Argelia, la represión policial ha aumentado durante las últimas dos semanas de junio, llevándose a cabo un mayor número de detenciones en las protestas ciudadanas, celebradas cada martes —exclusivas de estudiantes— y viernes.[21] Pese al procesamiento de antiguos cargos políticos, como la del ex primer ministro, Abdelmalek Sellal, por presunta corrupción, los participantes aseguran que continuarán hasta que el primer ministro interino, Abdelkader Bensalá, fiel al antiguo presidente Bouteflika, y el primer ministro Nordín Bedui dimitan. De hecho, Bensalá, que debería abandonar el puesto a principios de julio, ya que la condición de interino solo es efectiva durante tres meses, ha anunciado que prorrogará su mandato hasta la celebración de las elecciones presidenciales, cuya fecha se desconoce aún.[22]

Por último, en Libia, continúa la batalla entre las fuerzas del mariscal Jalifa Hafter y el Gobierno de Trípoli en los alrededores de Trípoli. Destaca la pérdida de la localidad de Gharyan por parte de las fuerzas rebeldes, donde contaban con importantes infraestructuras para sus operaciones, así como la realización de ofensivas contra infraestructuras del ejército turco, al que acusan de apoyar al GNA —destrucción de un dron en el aeropuerto de Trípoli, ataque a barcos turcos que se encuentren en aguas libias y cancelación de todos los vuelos entre ambos países—.[23]

Perspectiva regional:

La escala de colores de los países representa el número de ataques sufridos en cada nación, siendo más oscuros los territorios con más atentados registrados durante el mes de junio.

La escala de colores de los países representa el número de ataques sufridos en cada nación, siendo más oscuros los territorios con más atentados registrados durante el mes de junio.

Es posible que, ante el reciente aumento de la actividad del Estado Islámico en África Occidental (ISWAP) en la región del Lago Chad, se produzca un incremento de los ataques perpetrados por Boko Haram, como ya ha sucedido en Camerún durante el mes de junio, al producirse una mayor rivalidad entre ambos grupos terroristas. Tal y como se previó durante el análisis del mes de mayo, el incremento de operaciones del ejército de Nigeria y de la fuerza conjunta MNJTF podría haber provocado el desplazamiento de los milicianos hacia el este —sureste de Chad y norte de Camerún—, donde la represión es menor, contribuyendo al aumento de la violencia en la zona.

La mayor presión internacional sobre la situación de seguridad en Malí, que empeora constantemente, ha propiciado las negociaciones del gobierno nacional con grupos yihadistas locales, que han pedido a sus seguidores evitar ataques contra personal civil. Esto, unido al incremento de las medidas de seguridad en la región, podría evitar que la violencia continúe aumentando, e incluso provocar un cambio en la tipología de los ataques, que podrían ser más selectivos y dirigirse contra personal militar o policial.

El aumento de las detenciones de manifestantes por parte de las autoridades de Argelia siembra dudas sobre si el gobierno finalmente cederá a las demandas ciudadanas, o bien evolucionará hacia represiones más violentas de las movilizaciones. Esto causaría un aumento generalizado de la violencia entre las partes, ya que la información disponible apunta hacia la insistencia de la población, que continúa reclamando la dimisión de altos cargos políticos y la convocatoria oficial de elecciones.

Asimismo, la elección de Túnez y Níger como miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas facilitaría un mayor apoyo de fuerzas internacionales en el Sahel y el Magreb durante los próximos meses. Un aumento de las operaciones militares podría frenar la expansión de la actividad terrorista hacia nuevas zonas, como los países del Golfo de Guinea.

[1] https://www.acleddata.com/data/

[2] https://www.acleddata.com/data/

[3] https://thedefensepost.com/2019/06/14/nigeria-islamic-state-attack-kareto-borno-iswap/

[4] http://sahel-intelligence.com/15440-nigeria-15-soldats-tues-par-boko-haram.html

[5] https://www.europapress.es/internacional/noticia-mueren-25-personas-ataque-ejecutado-hombres-armados-noroeste-nigeria-20190610135218.html

[6] https://timesofindia.indiatimes.com/world/rest-of-world/gunmen-kill-40-in-central-nigeria-emergency-service/articleshow/69776918.cms

[7] http://sahel-intelligence.com/15427-cameroun-deuil-national-pour-les-17-soldats-tues-par-boko-haram.html

[8] https://www.europapress.es/internacional/noticia-niger-anuncia-muerte-53-presuntos-miembros-boko-haram-operaciones-region-lago-chad-20190604221853.html

[9] https://news.yahoo.com/18-fighters-killed-joint-operation-us-niger-151942524.html

[10] https://www.europapress.es/internacional/noticia-presidente-mali-promete-desarmar-todos-grupos-niega-conflicto-intercomunitario-pais-20190614095829.html

[11] http://sahel-intelligence.com/15213-la-force-barkhane-des-operations-au-mali-et-au-burkina.html

[12] https://cruxnow.com/church-in-africa/2019/06/14/attack-in-mali-demonstrates-growing-jihadist-threat-acn-official-says/

[13] http://sahel-intelligence.com/15516-mali-minusma-renforce-sa-presence-dans-le-centre.html

[14] https://www.ft.com/content/85aff9ba-919e-11e9-b7ea-60e35ef678d2

[15] https://mchaymaker.com/burkinabe-detained-by-ghana-police-for-entering-catholic-church-with-pistol/

[16] https://www.elconfidencial.com/mundo/2019-06-27/terrorismo-coche-bomba-ataque-tunez-explosion_2092826/

[17] https://elpais.com/internacional/2019/06/27/actualidad/1561632515_308128.html

[18] https://elpais.com/internacional/2018/07/08/actualidad/1531053029_148688.html

[19] https://www.eldiario.es/politica/Detenidos-presuntos-radicales-atentado-Tunez_0_915158479.html

[20] https://diplomatictimes.net/2019/06/08/niger-elected-to-un-security-council-security-in-west-africa-and-sahel-to-be-priority/

[21] https://www.lavanguardia.com/internacional/20190628/463149295139/las-protestas-pierden-fuelle-en-argelia-mientras-crece-la-sutil-represion.html

[22] https://www.europapress.es/internacional/noticia-jefe-ejercito-advierte-contra-intentan-llevar-argelia-vacio-constitucional-20190618220152.html

[23] https://www.swissinfo.ch/spa/la-huida-precipitada-de-las-tropas-de-haftar-de-gharyan–ciudad-estratégica-de-libia/45065870