“Tras años de terrorismo la gente cree que la ausencia de violencia es suficiente, y no lo es”

Captura de pantalla 2016-04-24 a las 20.45.51

“La cuestión de las víctimas sigue sin haber sido abordada en Irlanda del Norte”

“El acuerdo del Viernes Santo fija un máximo de dos años por asesinatos cometidos antes del 98”

“La izquierda abertzale busca el modelo norirlandés, el de la amnistía y presencia en las instituciones”

“En los 80 tanto el IRA como ETA asesoraron al entorno de Muamar el Gadafi en Libia”

ETA y el IRA e izquierda abertzale y Sinn Féin han ido de la mano durante décadas. El último apretón se lo dieron el pasado sábado en Dublín, donde el ex preso de ETA y líder de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi asistió como invitado de honor a la conferencia anual del partido republicano. ¿Cuál es la situación actual en suelo norirlandés tras décadas de terrorismo? ¿Por qué la antigua Batasuna se apoya en la agrupación de Gerry Adams y Martin McGuinness? Responde Ken Funston, doctor por la Universidad del Ulster, experto en Terrorismo y Seguridad y portavoz de la South East Fermanagh Foundation (SEFF), colectivo de “supervivientes” de Irlanda del Norte. Lo hace años después de que el IRA asesinase a su hermano en la frontera que separa La República de Reino Unido.

El IRA ha vuelto a copar páginas de periódicos en Europa. ¿Cuál es la situación del terrorismo en Irlanda del Norte?

Tenemos un terrorismo disidente, residual. Son facciones que no estuvieron de acuerdo con el alto el fuego. Decidieron seguir y se autodenominan el IRA. Siguen ahí fuera seleccionando objetivos, oficiales de policía, soldados, miembros de la judicatura… Aún están poniendo bombas, coches bomba… La escalada no es la misma que la del IRA Provisional, pero aún están ahí fuera amenazando, matando a gente y tratando de extender el miedo.

¿Hay miedo en la calle?

No hay miedo en las calles porque las campañas de los disidentes del IRA no tienen el apoyo público que tendría el IRA Provisional. El IRA Provisional, tras el alto el fuego permanente, sigue dominando sus áreas y no están permitiendo que estos grupos minoritarios se hagan con esas áreas. No hay un alto nivel de miedo porque solo hay algunos asesinatos cada año, solo algunas explosiones cada año. Pero aún están ahí.

El Gobierno de Irlanda del Norte está conformado por una primera ministra que sufrió en sus propias carnes el terrorismo del IRA y cuyo padre estuvo a punto de ser secuestrado por el IRA. Y el viceprimer ministro del mismo Gobierno es un miembro del brazo político del IRA, el Sinn Fein. ¿Cómo se explica?

Es difícil de explicar. Arlene Foster es nuestra primera ministra. Ella, la primera ministra, estuvo en un autobús cuando tenía 15 años. El IRA casi la mata en un atentado contra el autobús. Martin McGuinness es nuestro viceprimer ministro. Él fue uno de los cerebros del IRA e ideó estrategias como la de las bombas humanas. Consistía en coaccionar a personas para que condujeran coches cargados con explosivos contra instalaciones policiales o militares. Posteriormente, el IRA volaba el coche con el conductor en su interior. Este hombre estuvo muchos años en el IRA y estuvo implicado en la planificación e instigación de la bomba de Enniskillen. ¿Cómo pueden hacer esto? Probablemente porque la opinión pública, también la de fuera de Irlanda del Norte, cree que esto es por un bien mayor. Es algo difícil de digerir. La realidad es que el mundo del IRA lanzó una amenaza: o estamos juntos en un Gobierno o podemos volver al terrorismo.

Habla usted de chantaje…

Tras los acuerdos de 1998, había que estar a favor del acuerdo o en contra del acuerdo. Pero pensaron que si no se posicionaban a favor de un acuerdo, más gente sería asesinada. Desafortunadamente, las repercusiones fueron, entre otras, presos liberados, amnistías, tratos por la espalda… Hoy, las cuestión de las víctimas sigue sin haber sido abordada.

"McGuinness ideó las estrategias de las bombas humanas y dijo que moriría antes de violar el Libro Verde, el código de conducta redactado por el IRA"

El Sinn Féin controla la cartera de Educación en Irlanda del Norte. ¿Qué supone esto en términos de lucha contra la radicalización en entornos juveniles?

Es triste decir esto, pero hay un componente sectario en Irlanda del Norte. No hablamos únicamente de católicos y protestantes. En el condado de Fermanah, por ejemplo, el Sinn Féin está cerrando los colegios protestantes al tiempo que mantiene los colegios católicos. Con un ministro de Educación del Sinn Fein, ¿qué estamos enseñando a nuestros hijos? Las nuevas generaciones están creciendo ahora, ¿pero qué van a contar esas generaciones a sus hijos sobre lo que aquí ha pasado?

En España hay cerca de 400 asesinatos terrorista sin resolver. ¿Cuál es la situación en Irlanda del Norte?

En virtud del denominado acuerdo del Viernes Santo, si alguien es hallado culpable de un asesinato cometido antes de 1998, puede ser condenado y enviado a prisión por asesinato, pero por un periodo máximo de dos años. El segundo año de esos dos años, puede ser liberado para reintegrarse en sociedad. Hubo un caso reciente que afectó a una de nuestras asociadas. Su marido había sido asesinado en 1991. Encontraron al culpable del asesinato en 2013 mediante el ADN de un cigarrillo. El asesino, que era vecino de la viuda, fue a prisión y fue liberado durante segundo año de condena. Nadie avisó a la viuda, que se encontró con el asesino de su marido un fin de semana. Imagina el impacto que eso tiene sobre una persona.

Hay quien puede sostener para solventar un conflicto armado es necesario que los bandos enfrentados hagan concesiones. ¿Hubo un conflicto en Irlanda del Norte?

La terminología es muy importante en Irlanda del Norte. No tuvimos un conflicto, sí campañas terroristas. La realidad es que hablamos de asesinatos con una motivación sectaria, cometidos por republicanos y por unionistas. Dispararon a gente por la espalda, asesinatos en pubs, en domicilios… No fue un conflicto, fue una campaña terrorista sucia y sectaria. Otra de las cuestiones que debemos plantear es que pese a que el IRA lo llamó guerra, nunca hubo prisioneros, solo muertos.

¿Qué diría a quienes defienden que hubo un conflicto por la presencia de tropas sobre el terreno?

En un conflicto el enemigo es identificable. Sabes contra quién luchas. El IRA usó a la población para camuflarse, usó a niños para cubrirse… Eso no es un conflicto.

¿Condena el Sinn Féin los asesinatos del IRA?

No. El Sinn Fein nuca condenará los asesinatos del IRA. A veces dirá, por ejemplo, que matar a determinados civiles fue un error, que nunca debió ocurrir. Pero nunca dirán “lo siento”, nuca condenarán el IRA. Dirán que en el pasado hubo objetivos legítimos, que eran quienes llevaban uniforme, las familias de los que llevaban uniforme, los electricistas que trabajaban para esas personas y hasta quienes recogían su basura. Eso es, para ellos, objetivos legítimos.

¿Cómo mataba el IRA a oficiales del ejército?

En otros países en los que situaciones como estas aparecen, existe la regla no escrita que dice que a los soldados o a los oficiales de Policía no se les ataca en sus casas. Aquí ha habido incidentes como el que afectó a Thomas Bullock, un miembro del Ejercito a tiempo parcial. Era granjero. Estaba en su casa una tarde viendo las noticias. El IRA sabía que todos los días a las 18 horas él veía las noticias. Su mujer abrió la puerta y al ver a miembros del IRA intentó no dejarles entrar. Primero dispararon a la mujer. Luego entraron al salón y dispararon al granjero.

¿Colaboran exmiembros del IRA o de otras organizaciones terroristas republicanas o unionistas con las autoridades o con la Administración de Justicia en el esclarecimiento de asesinatos?

No. Ni los grupos terroristas republicanos ni los unionistas colaboran. No ayudan y no ayudarán. Martin McGuinness, por ejemplo, dijo en su día que el Libro Verde del IRA era el que establecía el código de honor de los miembros del IRA y ese código prohibía delatar a compañeros. Dijo que moriría por ese código. Ese es el problema, que morirían por ese código. Cualquier hipotética comisión de la verdad no funcionará porque los terroristas no se adherirán.

¿Cuál es la relación que ha habido entre ETA y el IRA?

Colaboraron activamente en los 70. Muchos organizaciones terroristas colaboraron en los 70, pero ETA y el IRA tenían una relación especial. El IRA solía esconderse en el País Vasco y a ambos lados de la frontera, en España y en Francia. Miembros de ETA también estuvieron en Irlanda del Sur, donde recibieron adiestramiento del IRA en tácticas terroristas, les enseñaron cómo hacer motos bomba, cómo hacer coches bomba… Incluso en los 80 tanto el IRA como ETA asesoraron al entorno de Muamar el Gadafi en Libia.

¿Qué relación hay entre la izquierda abertzale y el Sinn Fein?

El Gobierno británico recompensó al Sinn Féin por que el IRA dejase de matarnos, le dio las gracias. En España buscan el modelo norirlandés, el modelo de la amnistía, de la presencia en las instituciones. La izquierda abertzale ansía el modelo norirlandés.

¿Qué grado de impunidad existe en Irlanda del Norte?

Sobre los asesinatos previos a 1998, Policía, administración de Justicia y Gobierno defienden que es muy complicado reabrir casos porque no hay evidencias. Pero realmente existe falta de voluntad en abrir esos casos porque probablemente la investigación colocaría el dedo acusador sobre personas que ahora están en el Gobierno. Personas que estuvieron implicadas en esos asesinatos. La repercusión que algo así tendría sería embarazoso para Irlanda del Norte, podría causar problemas.

"Lo que va a empezar a suceder en España es que intentarán trasladar que aunque ellos apretaron el gatillo o colocaron la bomba, no fue culpa de ETA"

¿Qué papel juegan las víctimas en este rompecabezas?

En torno a todo esto están las víctimas. Están descontentas porque saben que no van a tener justicia. Trabajo directamente con víctimas y con agencias estatales. Es muy difícil que la Administración responda a una llamada, a una carta o a un email.

¿Cuáles son las prioridades de los damnificados o los supervivientes?

La justicia es algo muy importante. Justicia es lo que piden las víctimas. Necesitan ayuda para poder afrontar lo que ha pasado, para poder contar a sus hijos y nietos qué ha pasado. Pero lo más importante es que demandan verdad y justicia.

¿En Irlanda del Norte la paz se ha promovido como la mera ausencia de terrorismo?

En una sociedad normal deberíamos tener justicia. Justicia como respuesta a quien rompe una ventana, pero también como respuesta a quien asesina a alguien. La paz no es ausencia de terrorismo, es presencia de justicia. Al haber tenido terrorismo durante tantos años, pensamos que es suficiente la ausencia de terrorismo, pero no lo es cuando la Justicia no aparece.

Su hermano fue asesinado, ¿qué pasó?

Era granjero. Era el único de los hermanos que estaba en casa ese día. Estaba en el tractor cuando le dispararon por la espalda. Mi madre escuchó los disparos y salió a su encuentro. Los dos hombres del IRA que estaban en el campo huyeron. Esos incidentes no acabaron ahí. Hubo un componente de limpieza étnica en la frontera con Irlanda del Sur. Querían limpiar las zonas de la frontera, echar a todas las familias que no pensaran como ellos. No pude hacerme cargo de la granja, me hubieran matado también porque entonces estaba en el Ejército. Vendimos la granja, los animales… Tuvimos que irnos a otro sitio.

¿Habían amenazado antes a la familia?

No. Directamente le mataron.

¿Sabe quién asesinó a su hermano?

Sí. Sé quiénes lo hicieron. Y sé que quien dio la información a los dos miembros del IRA trabajaba en la granja con mi hermano.

¿Fueron procesados o condenados?

No.

¿Hay enaltecimiento del terrorismo en Irlanda del Norte? ¿Se glorifica la figura de miembros del organizaciones terroristas?

Absolutamente. Hay un lugar llamado Castlederg. Allí el IRA cometió un gran número de atrocidades. Allí se homenajea a miembros del IRA que murieron a causa de su propia bomba, la que llevaban en su camino al pueblo. Imagina el impacto que eso tiene en las víctimas. Es un ejemplo de muchos.

Este mismo año ha visto la luz una novela gráfica sobre el miembro del IRA Provisional Bobby Sands, que murió en una huelga de hambre. Se titula “Bobby Sands, el luchador por la libertad”.

El libro sobre Bobby Sands ha sido financiado con dinero público. Bobby Sands practicó el robo a mano armada, también fue condenado por posesión de armas. Si eso es ser un héroe, hay un problema.

¿Hay legislación en Irlanda del Norte contra el enaltecimiento del terrorismo?

Hay legislación. Pero es muy, muy difícil de que se cumpla. Enjuiciar por enaltecimiento del terrorismo ha pasado en el futuro algunas veces, pero es muy difícil que ocurra. No hay voluntad de procesar.

En España hay actores políticos que buscan copiar el modelo norirlandés. ¿Qué consejo da a quienes lo consideren un ejemplo?

La realidad es que esas personas no necesitan consejo porque todo está ahí fuera. Está todo en fuentes abiertas, en internet. El Sinn Féin les está aconsejando activamente (a la izquierda abertzale) sobre cómo hacer las cosas, poniendo la presión. Y estoy convencido de que a través de estructuras internas, ellos (hace referencia a la izquierda abertzale) están amenazando al Gobierno español, diciéndoles: “Si no nos queda otra alternativa, volveremos la guerra”. Insistirán en que dado que la situación social estaba mal, hicieron lo que hicieron. Pero no hay situación social que pueda estar tan mal como para ir y matar a alguien. Este revisionismo está ocurriendo aquí. Como sucedió aquí, lo que va a empezar a suceder en España es que intentarán trasladar que aunque ellos apretaron el gatillo o colocaron la bomba, no fue culpa de ETA, sino de los Gobiernos.

¿Qué le diría a quienes aseguran que lo que realmente importa es que no haya violencia?

El IRA hizo las cosas muy bien. Asesinó a mucha gente y les hemos recompensado para que dejen de matar. ¿Puedes tener una paz feliz cuando estás recompensando a la gente para que deje de matar? No. No puedes tener una paz feliz hasta que esas personas sean condenadas.