La lucha por liderar el yihadismo magrebí aumenta la amenaza sobre España

En los últimos días, la organización terrorista Estado Islámico (o DAESH) ha puesto en marcha una intensa campaña propagandística que apunta al llamado “Magreb Islámico”. A través de una serie de videos, hashtags e infografías elaboradas por las productoras audiovisuales de sus diferentes Wilayat (provincias), se mantienen dos ideas fuerza: por un lado, el carácter anti-islámico de los regímenes que gobiernas los países del Magreb, y cómo estos han dejado que se extienda la influencia occidental en la zona. Y por otro lado, las posiciones “erróneas” de los ideólogos y líderes de Al Qaeda a la hora de abrazar la yihad, frente a la “metodología” correcta que utiliza Estado Islámico. El objetivo declarado es el de provocar la deserción de los militantes de la extensión magrebí de Al Qaeda, algo que es coherente con la pugna que mantienen ambos grupos por el ejercer la primacía dentro del movimiento yihadista global.

videos españa

Esta campaña resulta interesante por varias cuestiones:

En primer lugar, es posible que el momento elegido para poner en marcha esta ofensiva propagandística se explique por la necesidad de responder a los recientes éxitos en forma de atentados de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI). A finales de noviembre del año pasado, Al Morabitún, un grupo afiliado a AQMI, asaltó el Hotel Radisson Blu, uno de los más lujosos de Bamako, la capital de Mali, con un saldo de casi una veintena de muertos. De manera más reciente, el pasado 16 de enero, un grupo afiliado a AQIM atacaba el Hotel-Casino Splendid de Uagadugú (capital de Burkina Faso), un enclave frecuentado habitualmente por turistas occidentales. El ataque se saldó con 29 muertos y la toma de más de un centenar de rehenes hasta su liberación por las fuerzas de seguridad locales.

Si el detonante de la campaña mediática de ISIS es la necesidad de contrarrestar el protagonismo de AQMI en la zona, el grupo habría dado muestras nuevamente de sus extraordinarias capacidades propagandísticas. En un corto espacio de tiempo, habría sido capaz de difundir en Internet al menos 12 videos de una alta calidad técnica (10 desde Siria/Irak, 1 desde Egipto y 1 desde Argelia), a los cuales se sumarían otros 3 elaborados probablemente desde Libia por al-Battar Media Foundation y Terjiman al-Asawirti, plataformas mediáticas a la que ISIS ha concedido el carácter de cuasi-oficialidad. Esta enorme productividad es coherente con las revelaciones de algunos desertores del grupo, los cuales han relatado como hasta cien personas pueden dedicarse en exclusiva a gestionar la propaganda de una única provincia del Califato.

Sin embargo, desde la perspectiva española, lo más interesante de esta ofensiva propagandística ha sido el elevado protagonismo que ha recibido nuestro país en estos vídeos. España ha sido mencionada en 8 de estos 15 videos. Buena parte de estas producciones han tratado de hacer un relato interesado de la historia del Magreb, en la que inevitablemente aparece la expansión del Islam en la península ibérica, y la creación del Al Ándalus. Las apelaciones a este periodo de esplendor, que juega un papel clave en el imaginario musulmán, se utilizan en términos reivindicativos, afirmando que será desde el Magreb donde comiencen de nuevo las conquistas islámicas en dirección Al Ándalus y a Europa.

No obstante, lo realmente interesante de estas menciones a nuestro país es cómo ISIS ha tratado de adueñarse de los temas específicos que utiliza la propaganda de Al Qaeda en el Magreb Islámico. Así, por ejemplo, por primera vez ISIS ha hecho mención a la necesidad de recuperar “Córdoba, Sevilla y Ceuta”. La reivindicación sobre el carácter de tierras islámicas ocupadas de Ceuta y Melilla, ha sido un tema introducido históricamente por AQMI como estrategia para atacar a monarquía marroquí, a la cual se acusa de no hacer nada para remediar esta injusticia. El intento de apropiarse de los “agravios” de AQMI se aprecia de manera más clara en un video elaborado por ISIS desde la ciudad siria de Alepo, en el cual (entre otros temas) se alude al escándalo que supuso el indulto del rey de Marruecos hacia el iraquí nacionalizado español Daniel Galván, el cual había sido encarcelado en este país tras haber abusado de decenas de niños marroquíes. La prensa señaló en su momento a las presiones de España como el origen de la liberación del que había sido colaborador de los servicios de inteligencia españoles. AQMI utilizó este tema en 2013 en varias ocasiones como un argumento para señalar el desprecio que el rey de Marruecos siente hacia su pueblo. ISIS no ha dudado en adueñarse de este tema en su ofensiva sobre las mentes y corazones de los musulmanes que viven en el norte de África.

La fuerte irrupción (mediática, por el momento) de ISIS sobre el Magreb es un elemento de preocupación adicional para la seguridad española. Su competición con Al Qaeda y su intento descarado de ganarse la lealtad de los yihadistas encuadrados en otros grupos, le puede llevar a buscar un golpe de efecto, en forma de gran atentado que de testimonio del compromiso del grupo con los temas específicos del yihadismo magrebí. Gran parte del éxito de ISIS se haya en su capacidad de ofertar hechos a su audiencia, y no sólo palabras. Lamentablemente, España se encuentra en medio de esa salvaje competición.

*La investigación es obra de Manuel Torres, profesor de la Universidad Pablo de Olavide, y del investigador independiente Sergio Altuna.