Operaciones policiales antiyihadistas en 2019

  • Seguimiento y actualización mensual de las operaciones policiales antiyihadistas realizadas por las Fuerzas de Seguridad en 2019 en España.
  • El observatorio recopila todas las operaciones policiales antiyihadistas en las que se vean involucradas las Fuerzas de Seguridad españolas sobre el territorio nacional.

 

13 DE FEBRERO. La Guardia Civil realiza una operación en La Laguna (Tenerife) que se salda con la detención de un varón de nacionalidad española de 30 años de edad. Esta persona, que contaba con antecedentes por violencia de género, presentaba un proceso de autoradicalización tras consumir frecuentemente vídeos propagandísticos afines a Daesh y al Qaeda y justificar el asesinato de “infieles”. Su detención se llevó a cabo tras comprobar que el individuo, además, buscaba información sobre la forma en la que fabricar explosivos caseros y cómo adquirir armas. Las autoridades incautaron distinto material informático para su análisis. Las Provincias, El Mundo.

12 DE FEBRERO. La Policía Nacional detiene en el barrio de El Príncipe en Ceuta a un individuo español de 44 años acusado de adoctrinar a jóvenes dentro del ideario del salafismo yihadista, entrenar a estos en prácticas de combate y enaltecer el terrorismo. El detenido ingresó en prisión en el año 2001 y al parecer fue en el entorno penitenciario donde inició su proceso de radicalización al entrar en contacto con otros reclusos que ya habían asumido esta ideología. Al parecer, su objetivo sería radicalizar a estos jóvenes para que pudiesen integrarse más tarde en la organización terrorista Daesh. El Periódico, El Faro de Ceuta.

4 DE FEBRERO. La Policía Nacional, en colaboración con la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, detiene en Pinto (Madrid) a un funcionario de prisiones de nacionalidad española por su presunta vinculación con una red yihadista establecida en los centros penitenciarios de Madrid III, en Valdemoro y en  Mansilla de las Mulas (León). La denominada Operación Kafig se salda con la detención de otras siete personas, cinco reclusos marroquíes radicalizados en prisión y dos personas que hacían de enlace entre la célula y el funcionario de prisiones. Las investigaciones concluyeron que la célula ofrecía dinero y recompensas materiales al funcionario de prisión, siendo enviado a la cárcel por el juez, a cambio de que les introdujese contenido con propaganda yihadista en móviles y dispositivos USB, siendo estos dos intermediarios, que fueron puestos en libertad bajo medidas cautelares, los encargados del proceso logístico.  Uno de los reclusos de prisión actuaba como cabeza visible de la célula, siendo llamado por el resto como “El Jefe” y ofreciendo recompensas económicas a los presos a cambio de que atentasen a su salida de los centros penitenciarios.  El País, El Periódico.

29 DE ENERO.  La Guardia Civil detiene en Zaragoza a un individuo de nacionalidad marroquí de 25 años acusado de autoadoctrinamiento y difusión de propaganda yihadista a través de internet. Su proceso de radicalización comenzó a darse cinco años atrás y se había unido a varios grupos radicales mediante las redes sociales, aumentando su grado de extremismo tras consumir contenido de Daesh. En el registro domiciliario se han incautado diversos aparatos electrónicos y material informático. Días más tarde el análisis de estos dispositivos permitió conocer que el detenido había sido el autor de la fotografía realizada en la Aljafería de Zaragoza junto a una bandera de Daesh en 2014, siendo enviado directamente a prisión.  Gabinete de prensa de Guardia Civil El MundoEl Periódico de Aragón.

22 DE ENERO.  La Guardia Civil detiene en Getafe (Madrid) a un ciudadano marroquí de 28 años acusado de delitos de difusión de propaganda yihadista y autoradicalización. Las primeras evidencias apuntan a un inicio de radicalización dado en la prisión de Valdemoro, donde cumplía condena por sus actividades delictivas. Durante el registro a su propiedad, las autoridades incautaron distintos dispositivos electrónicos para su análisis. Esta intervención, denominada “Operación Impulso” forma parte de una investigación policial iniciada en el entorno de la prisión de Valdemoro en relación a una red de reclutamiento establecida en su interior. ABC, Europa Press, Burgos Conecta.

15 DE ENERO. La Policía Nacional detiene en Manilva (Málaga) a un individuo de 27 años y nacionalidad marroquí por su presunta vinculación a la organización terrorista Daesh.  El detenido había mostrado su pleitesía a Abu Bakr al Baghdadi y mantenía contacto con varios combatientes de Irak y Siria, a los que había mostrado su intención de desplazarse a estas zonas de conflicto. Asimismo, realizaba una labor propagandística del grupo a través de las redes sociales, difundiendo contenido yihadista. Días después a su detención fue enviado a prisión provisional tras saberse que su intención era la de hacerse estallar durante la feria de Málaga y se había interesado por la compra de armamento a través de Internet. Dirección General de la Policía, La Vanguardia.

14 DE ENERO. Operación de gran envergadura realizada por los Mossos en Barcelona, con la participación de un centenar de agentes, que se saldó en un primer momento con una investigación sobre diecisiete personas, dándose cinco registros en la Ciudad Condal y uno en Igualada. El núcleo duro de la red lo formaban cinco individuos argelinos, todos ellos detenidos, y el resto de componentes, entre los que se encuentra ciudadanos libios, egipcios, marroquíes e iraquíes, tenían vinculación previa con la delincuencia, acumulando 369 hurtos. Las autoridades han confirmado que tenían intención de llevar a cabo un atentado, aunque todavía no habían adquirido la capacidad suficiente para perpetrarlo. Tres de los cinco cabecillas fueron enviados a prisión incondicional, acusados de integración de organización terrorista y autoadoctrinamiento. ABC, La Vanguardia.